Dorada a la Sal

  • Dorada a la Sal
    al Horno

  • Dorada a la Sal
    con Patatas

  • Dorada a la Sal
    con Guarnición

  • Dorada a la Sal
    Microondas

  • Dorada a la Sal
    Thermomix


  • "Como Hacer Dorada a la Sal"

    Como Hacer Dorada a la Sal




    Os vamos a describir a continuación de forma breve los pasos a seguir para preparar una rica dorada a la sal de forma tradicional. En la web tienes otras recetas completas detalladas paso a paso para que aprendas a prepararla de diferentes formas.

    Preparación:

    Es imprescindible preparar la dorada de la forma correcta para poder hacerla a sal, por lo que es mejor pedirle al pescadero que nos la prepare previamente. Necesitamos dejar la dorada sin escamas y sin tripas, pero hay que sacarlas sin abrir del todo la dorada, para que no entre la sal al hornearla, ya que entonces quedaría muy salada y no se podría comer. Si no sabes prepararla, no lo dudes y díselo al pescadero, que te la va servir ya lista para hornearla.



    En el momento que vayamos a hacer la receta, pasamos la dorada por agua bajo el grifo, y después dejamos que se escurra bien y ponemos el horno a precalentar. Mientras tanto en una bandeja metálica del horno vamos a colocar una base de sal gruesa, para poder colocar encima la dorada. Hay que usar siempre sal gruesa, mejor si es especial para hornear, que da mejor resultado.

    Colocamos la dorada sobre la base de sal, apretando la misma para que quede bien encajada, y a continuación la cubrimos totalmente con la sal que hiciera falta. Cuando tengamos la dorada cubierta con una buena capa de sal, la prensaremos con las manos, para que la sal quede totalmente compactada. Después se hornea el tiempo indicado en la receta para que la dorada quede en su punto.

    Al finalizar de hacerla, la sacamos del horno y sin dejar que se enfríe vamos romper con cuidado la costra que se ha formado con la sal, que queda muy dura y oscura. La sal se habrá pegado a la piel de la dorada, por lo que es normal que se despegue, para que nos queden los filetes limpios, con cuidado que no caiga la sal sobre los mismos, ya que estropearía el resultado final. Servimos en caliente para disfrutar de todo el sabor y la jugosidad de esta dorada a la sal.